Las Murallas de San Lázaro triunfan y obligan a un decisivo quinto partido de la final de la LNBF

domingo 12 septiembre, 2021 / Noticias
Cesarina Capellán, de las Murallas de San Lázaro, se dirige hacia el canasto ante la marca de Angie Hodge, de las Reinas del Este en el cuarto partido de la serie final de la Liga Nacional de Baloncesto Femenino

Cesarina Capellán definió la victoria contra las Reinas del Este; el partido por el título será el próximo lunes a las 3:00 p.m.

SANTO DOMINGO. Las Murallas de San Lázaro igualaron la serie final a dos triunfos por equipo y forzaron a un cuarto y decisivo encuentro el lunes contra las Reinas del Este, a quienes vencieron 71-70 (13-19/14-17/24-19/20-15), después de unos agónicos 40 minutos en los que se vieron en desventaja la mayor parte del tiempo.

Fue un golpe para las Reinas, que llegaron a tener una ventaja de 17 puntos cuando ganaban 51-34. Pero las Murallas nunca dejaron caer sus muros. El quinto y decisivo encuentro será el lunes a las 3:00 p.m. en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, la sede de esta final.

Cesarina Capellán se encargó de definir el partido en términos ofensivos para el conjunto lazareño, que defiende su bicampeonato de esta Liga Nacional de Baloncesto Femenino. Con 58 segundos por jugar ella hizo el saque, pasó a Narlyn Mosquera, quien le devolvió a su Capellán, ésta se fugó por el centro, falló, en la lucha por el rebote, Yenifer Jiménez, de las Reinas intentó salvar el balón que se iba por el fondo y lo dejó habilitado en manos de Capellán, quien encestó los dos puntos para extender la final a un máximo de cinco partidos.

En la respuesta ofensiva, Angie Hodge atacó el aro, pero corrió con la bola y su equipo perdió la opción de retomar la ventaja. Después del canasto de Cesarina, las Reinas se dedicaron a dar falta para provocar lances libres, pero no estaban en la penalidad. En un tercer saque, Yenifer Jiménez tocó el balón hacia su lado ofensivo, pero ya el tiempo traicionaba la esperanza oriental.

En el torneo se disputa la Copa Don Máximo Bernard-Banreservas, está dedicada a la primera dama de la República, Raquel Arbaje de Abinader y cuenta con el respaldo del Ministerio de Deportes y del Banreservas.

Capellán fue la figura del partido con sus 17 puntos, 10 rebotes, cinco ofensivos, cinco asistencias y tres robos. Yuleska Ramírez 15 putnos, seis rebotes y tres asistencias, Narlyn Mosquera 14 puntos, 19 rebotes y tres asistencias. Cheisy Hernández encestó 10, tres rebotes y cuatro asistencias.

Por las Reinas, Hodge 24 puntos, 16 rebotes, cinco asistencias y tres robos, aunque perdió ocho balones, Marian Soto 12 puntos y siete rebotes, Lesly Rivera 10 puntos y Jiménez nueve puntos, siete rebotes y siete asistencias. Las Reinas juegan sin Fátima Marte, que fue clave para llegar a esta final.

Antes de la acción en la que definió Capellán, Marian Soto encestó dos puntos que le dio la ventaja a las Reinas para poner el juego 71-70 y fue cuando el dirigente lazareño solicitó tiempo, que dio paso a la acción de Capellán.

San Lázaro se vio en dificultad en la primera mitad del partido, cuando parecía que las Reinas venían por liquidar la serie. Desde el inicio, Angie Hodge marcó la ruta ofensiva. La jugadora petromacorisana, que encestó 15 puntos en el tiempo extra del juego del viernes para poner marcó 14 de los 19 puntos del primer cuarto del compromiso. De manera personal para ella debe de ser una marca, con 15 en cinco minutos y estos 14, lo que le da 29 puntos en 15 minutos de juego.

Pero su gran ofensiva se fue desmoronando, según fue avanzando el juego.

El dirigente lazareño, Ariel Portuondo aprovechó la estatura de sus pívots, Mosquera y Yamilé Rodríguez para atacar el aro en busca de reducir ventaja. Dio resultado.

Un triple de oro

Chelsy Hernández marcó tan solo dos puntos en el primer cuarto, se fue en blanco en el segundo y sumó cinco en el tercero en el regreso lazareños.

En el último cuarto, encestó un triple que alimentó el sueño lazareño de que sí podían conquistar este partido.

Las Murallas se habían visto debajo dos veces por un punto, pero Fue Hernández la que devolvió la ilusión del triunfo.

San Lázaro se fue arriba 66-65 con 2:38 por jugar, pero Emely Rodríguez le devuelve la ventaja a las Reinas con una jugada para tres puntos de falta y vale. Y más adelante es Hernández que marca su triple para poner a las Murallas 69-68 por jugar.

El mánager de las Murallas de San Lázaro conversa con sus jugadoras durante un tiempo pedido en el partido contra las Reinas del Este en la Liga Nacional de Baloncesto Femenino

Comentarios